El Blog

Calendario

<<   Diciembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Categorías

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

4 de Diciembre, 2005

A propóstito del Día Internacional de la Discapacidad

Por INTEREDVISUAL - 4 de Diciembre, 2005, 0:05, Categoría: General

Día Internacional de las Personas con Discapacidad

3 DE DICIEMBRE DE 2005


El 3 de Diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidades.



El lema para el año 2005 es "Los Derechos de las personas con discapacidades: Acción en el Desarrollo". La consigna para este año en el Día Internacional de las Personas con Discapacidad es un llamado para la inclusión de estas personas en las estrategias de desarrollo. Al declarar esta consigna, la ONU reconoce que para lograr metas de desarrollo es importante considerar cómo puede integrarse más plenamente en la sociedad a las personas con discapacidad. El 3 de diciembre de 2005 celebremos nuestras capacidades así como el progreso que hemos logrado hacia el goce de la totalidad de nuestros derechos humanos en el mundo.

La Organización Mundial de Personas con Discapacidad (OMPD) ha creado este sitio especial como índice de los eventos que se realicen en todo el mundo para celebrar el 3 de diciembre de 2005 el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.
 

La aptitud hacia las personas con discapacidad ha sido muy diversa, y a veces muy negativa, a lo largo de la historia de la humanidad. Ver documento Del exterminio a la educación inclusive: Una visión desde la discapacidad, de Gilda Aguilar Montoya.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) comenzó a mediados de la década del noventa un examen de su Clasificación Internacional de Impedimento, Discapacidad y Handicap. Este y otros factores como:

  • Las muchas y distintas definiciones empleadas en la legislación de distintos países.

  • Las definiciones en uso, mayoritariamente médicas.

  • Las dificultades con la traducción de distintas definiciones.

  • La aceptación en algunos países de términos que se rechazaban en otros.

El documento final resultante es la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud, con una fuerte aproximación al modelo social de discapacidad en comparación con el modelo médico empleado previamente, que  define la discapacidad como el resultado de la interacción entre una persona con una disminución y las barreras medioambientales y de actitud que esa persona puede enfrentar.

Posición de la OMPD sobre una Definición de Discapacidad, de Frank Mulcahy.

Una síntesis que facilita la comprensión de la terminología propuesta por la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (CIF), revisión de la Clasificación Internacional de Deficiencias, Discapacidades y Minusvalías (CIDDM), publicada inicialmente por la OMS, se ofrece en el documento titulado Aplicación de la terminología propuesta por la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (CIF), de Emmanuelle Gutiérrez y Restrepo.

La CIF da pie a un revisionismo de conceptos y aptitudes que deben reflejarse en la manera de dirigirnos a las personas con discapacidad y al modo de referirnos a las mismas:

1. Funcionamiento: Indica los aspectos positivos de la interacción de un individuo con una "condición de salud" dada y los factores contextuales (Ambientales y personales). Es un término genérico que incluye funciones corporales, estructuras corporales, actividades y participación.

2. Deficiencia: En el contexto de la salud, son problemas en las funciones o estructuras corporales, tales como una desviación significativa o una pérdida. Esta definición hace expresa referencia a las funciones y estructuras corporales.

3. Discapacidad: Indica los aspectos negativos de la interacción entre un individuo con una condición de salud dada y los factores contextuales (Ambientales y personales). Es un término genérico, que incluye deficiencias en las funciones y estructuras corporales, limitaciones en la actividad y restricciones en la participación. Al igual que el funcionamiento, se entiende como una interacción dinámica entre la condición de salud y los factores contextuales. Y puesto que hablamos de limitaciones en la actividad y restricciones en la participación, debemos conocer la definición de esos términos:

  • Actividad: es la realización de una tarea o acción por una persona.

  • Participación: es el acto de involucrarse en una situación vital.

  • Limitaciones en la Actividad: son dificultades que una persona puede tener en el desempeño/realización de las actividades.

  • Restricciones en la Participación: son problemas que una persona puede experimentar al involucrarse en situaciones vitales.

Los conceptos de "Limitaciones en la actividad" y "restricciones en la participación" se corresponden, aproximadamente y en su conjunto, a los de "discapacidad" y "minusvalía" tal como se definían en la CIDDM.

4. Minusvalía: Dentro de la experiencia de la salud, minusvalía es una situación desventajosa para un individuo determinado, consecuencia de una deficiencia o de una discapacidad, que limita o impide el desempeño de un rol que es normal en su caso (en función de su edad, sexo y factores sociales y culturales).

En España, el reconocimiento del Grado de Minusvalía se regula por el REAL DECRETO 1971/1999, de 23 de diciembre, de procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de minusvalía. BOE 22, de 26 de enero de 2000.
 

En cuanto puedan condicionar lo recogido en el RD 1971/1999 deben consultarse las referencias posteriores:

  • SE AÑADE la disposición adicional única, por REAL DECRETO 290/2004, de 20 de febrero (Ref. 2004/03277).

  • SE MODIFICA el anexo I, por REAL DECRETO 1169/2003, de 12 de septiembre (Ref. 2003/18428).

  • SE DICTA DE CONFORMIDAD con el art. 5.5, creando la Comisión Estatal de Coordinación y Seguimiento de la Valoración del Grado de Minusvalía: ORDEN de 12 de junio de 2001 (Ref. 2001/12259).

  • SE DICTA DE CONFORMIDAD con el art. 8.3, sobre los Equipos de Valoración y Orientación y sobre procedimiento para la valoración del grado de minusvalía: ORDEN de 2 de noviembre de 2000 (Ref. 2000/20804).

  • CORRECCIÓN de errores en BOE num. 62, de 13 de marzo de 2000 (Ref. 2000/04785).

Portada del documento Encuesta de Discapacidades, Deficiencias y Estado de Salud, 1999. Datos básicos. Pulse el icono para su descarga. La repercusión de acuerdo al último estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) al respecto se refleja en el documento Encuesta de Discapacidades, Deficiencias y Estado de Salud, 1999. Datos básicos.

Discapacidad visual

El Capítulo 12 de este Real Decreto 1971/1999 está destinado a regular los criterios para la valoración de la discapacidad originada por las deficiencias visuales que pueden existir como consecuencia de padecer afecciones o enfermedades oculares y/o neuroftalmológicas, que en todo caso corresponde a los Equipos de Valoración y Orientación dependientes del Instituto de Migraciones y Servicios Sociales (IMSERSO) o de los órganos correspondientes de las Comunidades Autónomas a quienes hubieran sido transferidas sus funciones.

En primer lugar se exponen las normas de carácter general que han de tenerse en cuenta para proceder a valorar y/o cuantificar la deficiencia visual.

En segundo lugar, se determinan los criterios para el diagnóstico, la valoración y cuantificación de las deficiencias de la visión.

Por último, se establece la tabla de conversión de la deficiencia visual en porcentaje de discapacidad.

NORMAS DE CARÁCTER GENERAL PARA LA VALORACIÓN DE DEFICIENCIAS VISUALES

1. Sólo serán objeto de valoración los déficits visuales definitivos, es decir, aquellos no susceptibles de tratamiento y recuperación o aquellos en los que ya se hayan realizado todos los mecanismos de tratamiento existentes.

2. Las variables a tener en cuenta son las que se derivan de la disminución de la función visual. Y la función visual viene determinada, fundamentalmente, por la agudeza visual y el campo visual.

2. 1. La agudeza visual (es decir, el máximo u óptimo poder visual del ojo) puede poseerla el ojo espontáneamente o con corrección óptica.

La agudeza visual deriva de la función macular y la mácula es la zona central de la retina en la que radica la posibilidad de la discriminación visual fina perfecta; desde este centro de la retina hasta su periferia la sensibilidad retiniana va disminuyendo.

La visión cercana siempre es buena si existe una buena agudeza visual de lejos. Sus defectos, si los hubiese, dependerían de una falta de enfoque en la retina y éste se puede lograr con tratamiento o corrección óptica.

2. 2. El campo visual es el espacio en el que están situados todos los objetos que pueden ser percibidos por el ojo estando éste fijo en un punto delante de él, es decir, sin moverse y en posición primaria de mirada. Sus limites máximos son de alrededor de 60º en el sector superior, 60º en el sector nasal, 70º en el sector inferior y 90º en el sector temporal.

El campo visual normal tiene dos zonas fundamentales de significación diferente: La zona central y la zona periférica.

La zona central (o campo visual central) corresponde a la superficie contenida o limitada por la isóptera de alrededor de 30º. Por otra parte, esta zona central del campo visual es la que es vista por la región macular.

Entre los 30º referidos y los límites periféricos descritos está contenido el campo visual periférico (o zona periférica del campo visual).

Los déficit en el campo visual vienen determinados por la disminución de la isóptera periférica, por pérdidas sectoriales o por la existencia de escotomas.

La disminución de la isóptera periférica, o la disminución concéntrica del campo visual puede ir apareciendo con la edad y no necesariamente ha de considerarse patológica (a veces puede deberse incluso a un defecto de la exploración), sino como uno del los signos que van apareciendo con la vejez. Para interpretar una disminución concéntrica del campo visual como patológica ha de existir una isóptera periférica inferior a 45º ó 40º en sector superior, ídem en nasal, 50º en sector inferior, 70º en sector temporal y, además, corresponderse con una situación patológica ocular o neuroftalmológica.

Las pérdidas o disminuciones sectoriales del campo visual siempre son patológicas y los escotomas, si existen en la zona central del campo visual (escotomas centrales), pueden determinar un gran déficit de la agudeza visual.

Tanto la agudeza visual como el campo visual pueden referirse a un solo ojo (uniocular) o a los dos ojos (binocular). Normalmente la función visual es binocular, sin embargo, en términos generales, la función visual uniocular es compatible con las actividades cotidianas comunes.

3. Otro factor que influye en la eficiencia de la visión es la motilidad ocular. En visión binocular, sólo es compatible con las actividades normales de la persona la existencia de un perfecto equilibrio oculomotor, es decir, existencia de paralelismo de los ejes visuales al mirar a un determinado punto. Si este paralelismo no está presente en ojos con buena agudeza visual, da lugar a la diplopía que puede dificultar las actividades habituales. Pero la diplopía no existe si un ojo no ve o su agudeza visual es muy inferior a la del ojo congénere, aunque sus ejes visuales estén desviados. En este caso, la desviación de un ojo no dificulta la función visual.

Cuando la diplopía aparece sólo en alguna de las posiciones de la mirada, la persona pone en marcha elementos compensadores que eliminan la diplopía (por ejemplo giro o inclinación de la cabeza en esas situaciones), por lo que estos casos son compatibles con el desarrollo de una actividad normal.

4. Otros aspectos de la función visual, como son la visión de los colores y la visión nocturna, pueden presentar alteraciones que, aunque en la práctica no son frecuentes, es necesario contemplar.

La alteración de la visión de los colores, discromatopsia, puede ser congénita o adquirida.

Las discromatopsias adquiridas acompañan siempre a afecciones oculares de las que constituyen parte de su sintomatología, por lo que evolucionan como la enfermedad ocular que las origina.

La alteración de la visión nocturna - hemeralopia - , puede ser esencial, pero con frecuencia es síntoma de alteraciones degenerativas retinianas o de avitaminosis A.

CRITERIOS DE VALORACIÓN DE DEFICIENCIAS VISUALES

1. Sólo será objeto de valoración el déficit de la agudeza visual (AV) después de la corrección óptica correspondiente. La valoración en porcentaje de estas deficiencias se recoge en el cuadro número 1.

El porcentaje de deficiencia de la visión debida a disminución de la AV en ambos ojos se obtiene aplicando la tabla 1.2. Las deficiencias visuales debidas a defectos del campo visual (CV) pueden existir con AV normal o con AV disminuida.

2. 1. Las deficiencias visuales por defectos del CV binocular (hemianopsias o cuadrantanopsias) con AV normal, se recogen en el cuadro 2.0.

2. 1. 1. En el caso de que la hemianopsia o cuadrantanopsia coexistan con disminución de AV, el porcentaje de deficiencia de la visión se halla combinando, mediante la tabla de valores combinados que se ofrece al final del Anexo I a. , el porcentaje de deficiencia producido por la disminución de AV binocular (tabla 1) con el generado por el defecto de campo (cuadro 2.0).
 

Dentro de la discapacidad visual existen diferentes rangos de funcionalidad, siendo los más significativos la baja visión y la ceguera. Algunos documentos que contribuyen a aclarar los conceptos de ceguera y la baja visión son los siguientes:

Las condiciones que ha de cumplir una persona para afiliarse a la ONCE, son las siguientes:

1. Poseer la nacionalidad española.

2. Disponer en ambos ojos, al menos, de una de las siguientes condiciones visuales:

  • Agudeza visual igual o inferior 0,1 (1/10 de la escala de Wecker) obtenida con la mejor corrección óptica posible.

  • Campo visual reducido a 10 grados o menos.

En el documento Datos visuales y sociodemográficos de los afiliados a la ONCE. Junio 2005 pueden consultarse algunos datos básicos (edad, sexo, patología ocular y funcionalidad visual) de la población de personas afiliadas a la ONCE. Es decir, una buena parte de la repercusión de las personas con ceguera en España, dadas las condiciones para la afiliación anteriormente reseñadas.

Los siguiente documentos nos dan una idea aproximada de la discapacidad visual en el mundo:

Otros documentos de interés:

Sitios relacionados con la discapacidad:

Manuel Bueno

INTEREDIVSUAL@telefonica.net

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com