El Blog

Calendario

<<   Junio 2006  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Categorías

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Junio del 2006

A propósito del 20º aniversario del CAIDV (II)

Por INTEREDVISUAL - 1 de Junio, 2006, 17:28, Categoría: General

Discapacidad visual y lectoescritura

Quizá unas de las preocupaciones más relevantes del profesorado de los centros ordinarios que integran alumnos y alumnas con grave discapacidad visual sea el acceso a la lectura y a la escritura del alumnado con baja visión y ceguera.

Por ello, se esbozan a continuación algunos aspectos;sobre la lectoescritura que es conveniente conocer de manera previa al reto educativo que plantea la atención a este grupo de alumnos y alumnas.

Una de las innumerables clasificaciones de los niveles de visión dentro de la discapacidad visual lo constituyen las personas con baja visión y personas con ceguera, atendiendo a una funcionalidad o no para la lectura y la escritura en tinta, de manera usual (BUENO y TORO, 1994).

Lupa TelevisiónAtril y flexoLos avances médicos, farmacológicos, ópticos, electrónicos y educativos están haciendo posible a muchas personas conservar y utilizar su resto visual para muchas tareas de la vida diaria, mejorando su calidad de vida, también para el acceso a la lectura y la escritura de y en caracteres gráficos. Su aprendizaje requiere el desarrollo de una serie de habilidades visuales en el que los niños y niñas con baja visión precisan de un entrenamiento específico (de la fijación, del cambio de línea…), así como determinar las condiciones de legibilidad de los textos que deben leer (claridad, uniformidad, ligamento, espaciamiento, etc.); muy especialmente de aquellos elaborados a mano. La letra impresa suele guardar estas características, si bien, cuando los textos se confeccionan mediante procesadores requiere una elección del tipo de letra en el sentido mencionado.

Magnificador: ZoomTextOtras condiciones como una superficie de trabajo inclinada mediante mesas de tablero abatible o atriles, una correcta iluminación natural o artificial con luz de flexo adicional, los auxiliares ópticos (gafas, microscopios, telescopios) y electrónicos (lupa televisión y o magnificadores de pantalla para PC), el uso de instrumentos grafomotores adecuados (lápices de trazo grueso, rotuladores negros, el bolígrafo) y el papel blanco o sepia de gramaje alto mate, de modo que evite la transparencia y el reflejo, y permita un contraste alto, el trazo claro y de ligamentos simples, el uso de soportes (pautas y tiposcopios), y el uso del ordenador (procesadores de texto) cuando la funcionalidad de la letra manuscrita del alumno es inviable, constituyen un conjunto de estrategias, técnicas e instrumentos que favorecen el aprendizaje lectoescritor en tinta.

Dedo índice leyendo texto en brailleCuando el resto visual no es funcional para la lectura y/o la escritura convencional debe usarse un método que requiere la intervención del sentido del tacto; e, incluso sustitutivo del mismo cuando falta sensibilidad táctil (libro hablado o audiotextos).

Máquina PerkinsSi bien no es el único, el Sistema Braille es el más extendido, constituyéndose como el sistema lectoescritor de las personas ciegas por antonomasia. A partir de las posibles combinaciones de 6 puntos en relieve se conforman letras, números y signos en función de un código preestablecido, y comúnmente aceptado mediante acuerdos internacionales. Su lectura se realiza pasando los dedos con suavidad por encima de los puntos que se han escrito previamente en un papel de especial gramaje y dimensiones ajustadas a unos instrumentos específicos: pauta y punzón, para la escritura manual; máquina, para la escritura mecánica (recomendable en los primeros años de escolarización porque permite una escritura directa y una lectura conforme se escribe).

Braille'n SpeakOtros, derivados de la electrónica, como el braillen"speak, el pc hablado, la línea braille, o el propio PC son instrumentos usados por el alumnado de niveles superiores (de secundaria y universitario). Los lectores de pantalla, la propia línea braille unidos a la posibilidad de la conexión a Internet ha abierto un espacio infinito muy esperanzador para la comunicación y la adquisición del conocimiento y la cultura de las personas ciegas fuera de los legados que las limitaciones estancas (bibliotecas convencionales y producciones de libros en braille o en sonoro limitadas, que no sin esfuerzo realizan muchas instituciones pro personas con ceguera.

Para finalizar, cabe resaltar algunas ideas fundamentales respecto a la elección de código, tinta o braille. No debe generalizarse la enseñanza del braille a todos los niños y niñas con problemas visuales graves mientras puedan usar su visión de manera funcional. La baja velocidad lectora en tinta durante los primeros años de escolarización no debe ser el factor determinante para el paso al sistema braille. La enseñanza del braille basada en que la persona puede perder la visión puede ser un factor negativo en el desarrollo psicológico de la persona con funcionamiento visual eficaz. Un funcionamiento visual eficaz para determinadas tareas de la vida diaria no es por sí solo un indicador fiable para la elección del sistema de lectoescritura en tinta.

Manuel Bueno

INTEREDVISUAL@telefonica.net

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

A propósito del 20º aniversario del CAIDV (I)

Por INTEREDVISUAL - 1 de Junio, 2006, 16:24, Categoría: General

La intervención educativa en el alumnado con discapacidad visual en el ámbito escolar integrado. Un modelo, una propuesta

Cuando vienen a cumplirse 20 años de la gestación y creación del Centro de Apoyo a la integración de Deficientes Visuales (CAIDV), parece oportuno dedicar unas líneas al modelo de atención educativa que ha representado un hito en la atención integrada, entonces, inclusiva en los momentos actuales, a personas con discapacidad visual en nuestro país, España. Si bien, y antes que nada conviene una precisión histórica.

El CAIDV se crea oficialmente por Decreto 226/1987, de 16 de septiembre por el que se crean, transforman y suprimen colegios públicos de Educación General Básica, Educación Preescolar y Educación Especial en las provincias de la Comunidad Autónoma de Andalucía (BOJA Nº 88, de 27 de octubre de 1987). Decreto que surte efectos administrativos y jurídicos desde el día 31 de agosoto de 1987 (Corrección de errores del Decreto 226/1987, BOJA Nº 102, de 4 de diciembre de 1987).

Es a finales de curso académico 1986/1987 cuando los profesionales del entonces Equipo de Apoyo a la Integración de Deficientes Visuales, con sede en el Colegio Público "Las Flores" vemos concluir el nuevo edificio que situado en el interior del recinto escolar del Colegio Público Luis Buñuel, construye o finaliza su construcción de lo que a mediados del curso siguiente será la sede del Equipo con la nueva denominación y con la entidad administrativa y jurídica de Colegio Público de Educación Especial, de carácter específico para la atención del alumnado con ceguera y baja visión de la provincia de Málaga.

Precisamente, en este curso 2005/2006 se cumple igualmente el 25º aniversario de la creación por parte de la Delegación Provincial del Ministerio de Educación y Ciencia de la época del Equipo de Apoyo a la Integración de Deficientes Visuales para abordar -desde la propia Administración Educativa- la experiencia de educar al alumnado con discapacidad visual en el ámbito académico ordinario.

Hechas estas apreciaciones, es hora de pasar a exponer brevemente el modelo educativo por el que se han regido Equipo y Centro durante 25 y 20 años de funcionamiento, respectivamente.  

Entendamos que las personas con discapacidad visual tienen una notable dificultad o imposibilidad para la percepción global del entorno, de los detalles, o para el aprendizaje por imitación, entre otros factores, mediante el sentido de la vista. Si la visión proporciona el 80% de la información que llega del exterior, el desarrollo de habilidades y destrezas sociales y académicas de las personas con baja visión y ceguera queda comprometido sustancialmente, siempre que la respuesta desde el sistema educativo no se adecue a sus necesidades educativas especiales.

Acotada a grandes rasgos la población objeto de nuestra atención, debemos traer a consideración los siguientes principios que optimizan la intervención educativa.

1. La educabilidad de las personas con discapacidad visual, respaldada por un reconocimiento legislativo, si bien históricamente tardío (Primera institución específica para ciegos, 1786; inicios de la aplicación de técnicas e instrumentos para la baja visión, adentrada la segunda mitad del siglo XX).

2. La educación incluye un conjunto de aprendizajes donde las relaciones de convivencia y los conocimientos deben tener el mismo rango

3. El fin de la educación es conseguir el desarrollo máximo de las personas según sus capacidades, de modo que los niveles que alcancen estén en función del binomio capacidades y recursos; el fracaso, en una gran mayoría, está más cercano a la insuficiencia de los medios aplicados que de las posibilidades de las personas.

4. Derivada de los anteriores, la respuesta educativa ha de respetar las diferencias individuales en el desarrollo de alumnas y alumnos; es preciso, pues, abordar los diferentes ritmos de aprendizaje, los diferentes tiempos para la realización de tareas, las diferentes vías de comunicación, etc.

El marco educativo idóneo para este núcleo de personas es, debe ser, el sistema educativo ordinario. Ello exige, del entorno, la atención a las características específicas de cada uno y, del ámbito educativo, una educación personalizada que respete las distintas individualidades. Razones de tipo legislativo lo obligan, razones de índole psicopedagógico-sociales, lo aconsejan, y, los resultados estadísticos, lo validan (una tasa inferior de fracaso escolar que el resto de compañeros de centros ordinarios). En consecuencia, el medio social inmediato (familia-barrio-escuela) es el idóneo para el desarrollo integral de las personas.

El modelo que se propone se basa, además de en los ya enunciados, en el "principio de normalización de los servicios", que, trasladado al ámbito educativo, contempla:

1. La integración en el sistema educativo ordinario, que implica a los centros educativos, a los equipos de apoyo específico y a los servicios sociales del entorno.

2. La sectorización de los recursos educaivos mediante la atención itinerante de profesionales especialistas a los centros educativos (sean públicos o privados).

3. La individualización de la enseñanza en respuesta a sus n. e. e. que incluye el asesoramiento a familiares y profesionales, la intervención co-participada con los profesionales en las adaptaciones pertinentes, si procede, mediante la elaboración de estrategias de adecuación del entorno, adaptaciones de acceso al currículum (recursos espaciales, materiales, de comunicación…), de los elementos curriculares (objetivos, contenidos, actividades, metodología y evaluación) y la aplicación de técnicas específicas (estimulación visual, orientación y movilidad, habilidades sociales y de vida diaria) y la dotación de material específico (o tiflotécnico).

El modelo tiene un desarrollo ininterrumpido de más de 20 años y cuenta con el respaldo de los "acuerdos o convenios" entre la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) y las distintas Administraciones Educativas de las respectivas autonomías del Estado para la atención educativa de las personas con discapacidad visual bajo este modelo educativo a través de los Equipos Específicos de Atención Educativa a los Ciegos y Deficientes Visuales (EAECDV) provinciales, formados por profesionales de unas y otras instituciones.

Se da la circunstancia de que Málaga es la provincia pionera en este tipo de actuación y la primera igualmente que cuenta en España con un Centro Público de estas características. Los Centros de Recursos para Invidentes del País Vasco, creados con posterioridad, funcionan de manera similar, si bien no disponen del organigrama de Colegio Público.  

Con el modelo de intervención descrito, coexiste, no obstante, la modalidad educativa residencial en los centros específicos de la "ONCE" para aquellos casos en los que, por circunstancias individuales y/o socio-familiares, así se aconseje desde los distintos equipos provinciales de atención.

Manuel Bueno

INTEREDVISUAL@telefonica.net

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com